5 pasos para aprender a tirar cosas y despejar tu casa de una vez por todas (2ª parte)

Aprende a tirar cosas


Con estos 5 sencillos pasos sabrás cómo tirar trastos y despejar tu casa

¿No has visto los otros 3 pasos previos? Haz click AQUÍ

Paso número 4. ¡Manos a la obra! Llegado el momento, ejecuta con decisión las acciones que debas para despejar tu casa y vuelva a parecer un hogar. Según el método de la japonesa Marie Kondo, debes coger el objeto con las manos, tocarlos, sentirlo y pensar si te hace feliz o no. Es una opción. Personalmente creo que en este mundo occidental consumista en el que vivimos, debes preguntarte si realmente lo necesitas y si de verdad lo usas por muy bonito que te parezca. Si piensas en la felicidad que te puede producir un objeto entonces nos ahogaríamos en trastos. Uso y necesidad. Simplemente. Si finalmente te decides a deshacerte de ellos, no tienes que tirarlos a la basura obligatoriamente. Puedes venderlos, subastarlos, regalarlos, etcétera. ¿Te has planteado organizar un rastrillo en la puerta de tu casa al más puro estilo americano? Se lo puedes proponer a algunas amigas que necesiten como tú deshacerse de objetos que no quieren.

Vayamos a algunos casos prácticos:

Libros

Libros y cds. ¿Para qué tenemos esta tecnología tan maravillosa? Para eso se han inventado los smartphones, Spotify, los kindles, Youtube, las tablets, los ordenadores… Desde luego no es lo mismo sostener un libro en las manos que un aparato electrónico pero piensa que puedes tener una gran biblioteca de lo más completa en un aparato que ocupa el mismo volumen que un libro. Hagamos uso de ella y liberemos el espacio de cientos de libros y discos para dar amplitud a nuestra casa. Si acaso, puedes seleccionar alguno que otro para dejarlo en su formato original.

Kindle

Documentación y papeles varios. Para esto personalmente soy muy drástica. Todo debe estar en carpetas, muy ordenado, guardados y alejados de la vista. Me refiero a los que son realmente útiles o necesarios (facturas del agua, de la luz, de electrodomésticos, garantías, ejercicios de la renta, etcétera). Las cartas del banco con los movimientos de nuestra cuenta ya no son necesarios con la banca online. Selecciona solo aquella documentación que sea realmente imprescindible y guárdala ordenadamente. Si tienes revistas, después de leerla guarda únicamente aquella que tenga un artículo o algo que te sea de utilidad o la última que hayas adquirido hasta que la termines de leer.

Documentos

Para el tema de eliminación de papeles que contienen información sensible o que llevan datos personales tuyos o de tu familia son muy prácticos los destructores de documentos. Si el volumen es muy grande, hay empresas especializadas en este tipo de servicio.

Muebles. ¿De verdad son útiles o son simplemente lugares para almacenar trastos inservibles? Si los tuyos sirven más para lo segundo, empieza a determinar si esos objetos que atesoras en su interior de verdad los necesitas o no. Seguramente la mayoría no así que comienza a vaciarlos y a decidir su suerte. Los aparadores que contienen en muchas ocasiones varias vajillas para cuando venga la familia a comer… ¿de verdad los necesitas? La acumulación de enseres comienza con tres palabras: “Por si acaso…“. Debes buscar lo más práctico para tu casa y para su funcionamiento diario. Para casos puntuales o excepcionales puedes pedir piezas de vajillas o menaje prestados y, si vives en una gran ciudad, es muy posible que tengas cerca alguna empresa que alquile material de hostelería. Puedes acudir a las vajillas de un solo uso pero tienen dos inconvenientes: su estética deja bastante que desear y, lo más importante, son poco ecológicos.

Menaje

Y si no tienes más remedio que tener grandes muebles de almacenaje, te aconsejo que sean de tonos claros, solo si va acorde con el resto de tu casa, evidentemente. Esos enorme muebles de salón para almacenaje de nuestras madres y abuelas en tonos deprimentemente oscuros pasaron a la historia. Apuesta siempre que puedas por el mueble blanco de líneas lo más puras posible. Ganarás en ligereza y luminosidad.

Para el resto de elementos, aplica la misma lógica: pregúntate si lo necesitas y si lo usas.

Paso número 5. Compras de objetos nuevos. Una vez hecho el trabajo más difícil, tienes que procurar por todos los medios no volver a las andadas o no te servirá de nada el esfuerzo realizado. Toma como regla básica, por ejemplo, que, si entra un objeto nuevo, debe salir otro de las mismas dimensiones y funcionalidad. De esta forma, podrás mantener la casa despejada y ordenada, tanto si vives en ella como si la estás arreglando para venderla o alquilarla.  

Salón

En definita, se trata de ser prácticos y usar únicamente lo que de verdad necesitamos en nuestro día a día.

¿Sabes que existe una profesión denominada “organizadores profesionales“? Son personas expertas en optimizar espacios y su ayuda te puede venir muy bien. Son tan organizados que hasta tienen su propia asociación a nivel nacional. Es muy posible que te puedan echar una mano para organizar tu casa.


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *